6/1/2020

Lanzamiento del Proyecto de Mejora Pesquera (FIP) de Escama en Baja California Sur

Primer FIP con enfoque multiespecífico a nivel global

Hoy día, más y más consumidores se preocupan por la procedencia de sus alimentos. Principalmente en el caso de pescados y mariscos se busca que además de frescura y calidad, los productos provengan de pesquerías sostenibles que reduzcan el daño al ambiente. Actualmente, existen esfuerzos que se realizan para que las pesquerías sean reconocidas por hacer mejoras hacia la sostenibilidad y que permitan al consumidor final conocer la procedencia del producto pesquero.

El pasado 11 de diciembre de 2019 se publicó en FisheryProgress.org el Proyecto de Mejora Pesquera (FIP, por sus siglas en inglés) de Escama en el Corredor San Cosme-Punta Coyote. Este Corredor se encuentra en la costa este de Baja California Sur, dentro del Golfo de California, con una extensión de 150 km en donde habitan 13 comunidades que se dedican a la pesca ribereña como su principal actividad productiva.

La motivación por implementar un FIP en esta pesquería surgió del interés que tienen estas comunidades por cuidar y conservar los recursos pesqueros que son el sustento de su modo de vida, por ello el objetivo del FIP de Escama es que la pesca del Corredor sea reconocida por su nivel de sustentabilidad ambiental, responsabilidad social y calidad de sus productos y lograr así, un mejor posicionamiento en el mercado.

Este FIP es innovador porque utiliza un enfoque multiespecífico, ya que la pesquería de esta zona está compuesta por 33 especies de escama aproximadamente y de las cuales 11 componen el 98% de la captura, entre las más conocidas se encuentran: huachinango, jurel, cochito, varias cabrillas y pargos. Este nuevo enfoque multiespecífico de escama consistió en seleccionar cuatro especies indicadoras que, al realizar mejoras en ellas, impactan positivamente en el resto de las especies. Esta estrategia es una propuesta de modificación al estándar internacional del Marine Stewardship Council (MSC) para pesquerías sostenibles, la cual sólo ha sido probada en tres pesquerías en el mundo y es la pesquería de este Corredor la primera que entra a un FIP con un enfoque de este tipo.

Esta propuesta representa el resultado de un esfuerzo sobresaliente que se ha trabajado desde 2017 y que tuvo su lanzamiento público gracias a la participación de la comunidad pesquera de Agua Verde, CONAPESCA, INAPESCA, gobierno del estado de Baja California Sur, FEDECOOP zona centro BCS, Pesquera Miramar; y como facilitadores del proceso a Niparajá, Pronatura Noroeste y SmartFish; quienes elaboraron un plan de trabajo a cinco años y firmaron un compromiso para participar de manera activa como miembros del grupo de trabajo.

La implementación de este FIP podría lograr el reconocimiento de las buenas prácticas pesqueras y de la calidad de los productos de Agua Verde, cuyos beneficios directos serán para esta comunidad y para la cadena productiva de la que dependen. En el mediano plazo se espera que otras comunidades pesqueras de El Corredor se sumen a este esfuerzo y que la pesca sostenible de esta región pueda ofrecer una mayor variedad de especies aprovechadas responsablemente.

México es uno de los países que más ha impulsado la implementación de FIPs en sus pesquerías; de los 160 FIPs publicados en la plataforma FisheryProgress.org, 23 están trabajando en la mejora de alguna pesquería en los mares mexicanos, representando más del 14% a nivel mundial.

Los FIPs son un esfuerzo de los diferentes sectores interesados en hacer frente a los retos que enfrenta una pesquería. Proyectos en los cuales participa la comunidad, el sector privado y las autoridades de los diferentes niveles de gobierno, que buscan incentivar cambios positivos hacia la sostenibilidad de las pesquerías.